Desarrollo Histórico

Aunque el Sufismo siempre se ha asociado con la dimensión espiritual del Islam, el término “Sufismo” no parece haber sido utilizado hasta muchos años después de la fundación del Islam. Entonces, ¿cuál es la historia del Sufismo y dónde se originó?

En todos los tiempos y lugares ha habido individuos cuyo profundo anhelo e inquietud interior los ha llevado a pasar tiempo en meditación, oración o retiro. Tal persona era el Profeta Muhammad (saws), quien incluso antes de recibir revelaciones proféticas se retiraba periódicamente a una cueva fuera de La Meca para adorar a Dios.

Más tarde, cuando surgió la primera comunidad de musulmanes, algunos de los compañeros de Muhammad también se inclinaron hacia la expresión y la realización más profundas posibles de su amor por Dios. El Corán dice: En verdad, tu Señor sabe que tú [Muhammad] vigilas casi dos tercios de la noche y, a veces, la mitad o un tercio, tú y un grupo de los que están contigo. [Corán, LXXIII, 20]

La guía que forma la base de las prácticas de los Sufis se encuentra en el Corán y en las enseñanzas del Profeta del Islam (saws). Por ejemplo, la práctica de recordar en silencio a lo Divino (dhikr khafi) fue enseñada por primera vez por el Profeta (saws) a su compañero Abu Bakr (ra) (m. 634 d.C.) cuando los dos buscaban refugio en una cueva durante la hijrah, o viaje de La Meca a Medina.

La práctica Sufi de invocar a Dios en voz alta (dhikr jali) se remonta a la guía que el Profeta (saws) dio a su yerno y a la primera persona en abrazar el Islam, Ali (d 661 d.C.).

El miraj, o viaje nocturno, del Profeta (saws) ha inspirado a los místicos desde hace mucho tiempo como metáfora del camino espiritual. El Profeta (saws) fue transportado físicamente por Dios de La Meca a Jerusalén, y desde Jerusalén fue llevado a través de los siete cielos, llegando finalmente a “dos arcos de longitud” de Dios. Así, también, el aspirante Sufi se esfuerza por trascender las limitaciones físicas del espacio y el tiempo y por acercarse a lo Divino.

Estos y otros ejemplos muestran que ya existía un fuerte elemento místico en la vida del Profeta Muhammad (saws).

El surgimiento de los primeros individuos en ser etiquetados como “Sufís” está comúnmente vinculado a los desarrollos históricos de los siglos VII y VIII. Entre 622 y 632 EC, el Profeta Muhammad (saws) estableció en Medina una sociedad que reflejaba los principios islámicos de equidad, justicia, consenso, piedad y liderazgo sensible. Después de su vida, los primeros cuatro sucesores de su autoridad, los Califas, siguieron su guía de cerca. Gobernaron los territorios musulmanes en rápida expansión de acuerdo con las enseñanzas del Corán y la sunnah (los ejemplos de comportamiento y las palabras habladas del Profeta, saws).

A los cien años de la hijrah, hubo una considerable agitación política y el liderazgo de la comunidad musulmana pasó de las manos de sus miembros más devotos a la religión. Varios subgrupos observaron que sus gobernantes se habían sumergido en asuntos mundanos y fines egoístas. Como resultado, muchos musulmanes conocidos y respetados se separaron del gobierno por completo. Doscientos después de la muerte del Profeta (saw), algunos de los que rechazaron el gobierno secular comenzaron a llamarse Sufis. El shaykh persa Abu Hashim Kufi (ra) (muerto alrededor de 776 d. C.) fue la primera persona en ser conocida con este nombre. Entre 660 y 850 d.C., surgieron los primeros círculos Sufis.

La segunda fase en la difusión de las enseñanzas Sufis coincide con otro aspecto importante de la historia islámica, desde el 850 d.C. hasta el siglo X. La filosofía y las ciencias griegas se habían vuelto corrientes entre los musulmanes y la sociedad islámica se enfrentaba a una tormenta de racionalismo. La gente común vio sus creencias sacudidas hasta la médula. Las dudas los asaltaron. Para contrarrestar estas influencias, los maestros Sufis enfatizaron la doctrina del ‘ishq (amor apasionado) y las experiencias obtenidas a través de los estados espirituales del corazón.

La tercera etapa del desarrollo del Sufismo tuvo lugar en el siglo X d.C. Los sabios de esta era intentaron despertar un espíritu religioso que impregnaría la vida cotidiana de las personas. Se dieron cuenta de que el comportamiento humano no podría mejorar mientras los corazones humanos estuvieran consumidos por preocupaciones seculares. Enfatizaron la purificación del yo, guiando a las personas a superar el condicionamiento que viene con las actividades mundanas y el pensamiento racional. Ayudaron a las personas a revivir su vida interior proporcionando un marco y una disciplina para la vida exterior ética y moral.

Entre los siglos X y XII,el Sufismo se convirtió en una disciplina ampliamente respetada. Muchos grandes eruditos y maestros espirituales enseñaron durante este período, estableciendo las prácticas y la terminología Sufis. Se fundaron tariqahs (órdenes) de servidor.

A finales del siglo XIII, el Sufismo se había convertido en una ciencia bien definida del despertar espiritual. A través de la experimentación y la investigación, los shaykhs habían desarrollado técnicas transferibles para el auto-refinamiento, cuya eficacia fue confirmada por numerosos aspirantes. Las tariqahs Sufís se habían convertido en la base de un movimiento místico generalizado, dando nueva vida a la búsqueda espiritual ancestral de la humanidad.

Total
0
Shares
Previous Article

Asuntos Globales y el Sufismo

Next Article

Orígenes

Related Posts
Lee mas

Enseñanzas Sufis

Según las enseñanzas Sufis, el camino para experimentar la Presencia Divina comienza en el interior. Se dice que…
Lee mas

Antecedentes

Hace unas décadas, Hazrat Azad Rasool (ra), el shaykh de esta orden Sufi, notó que muchas personas visitaban…
Lee mas

Orígenes

Los orientalistas han expresado diversas opiniones sobre los orígenes del Sufismo. Algunos autores sostienen que fue influenciado por…